DIY: CREA, DECORA Y PINTA TUS ZAPATILLAS EN CASA

¿Qué es más divertido que tener unas zapatillas llamativas y que solamente las tengas tú?

Con un poco de imaginación y algunas ideas puedes teñir zapatillas de lona a tu gusto. O pintarlas con dibujos personalizados. Incluso darle un toque fashion con todo tipo de aplicaciones.

Ya hablamos en otra ocasión de como renovar el calzado, ahora le toca más a fondo el turno a las zapatillas.

material para customizar

 

Pintar zapatillas

Últimamente está de moda pintar y personalizar las zapatillas de tela con dibujos propios. Tanto las de lona como incluso las alpargatas. Además son tendencia en las temporadas de primavera-verano desde hace unos años.

Las pinturas recomendadas para realizar ilustraciones en zapatillas y darle un toque muy original son pinturas especiales para tela. En algún sitio se dice que puedes usar acrílicas pero acabarán desprendiéndose y emborronándose.

Materiales necesarios
  1. Periódicos para cubrir la mesa donde vayas a trabajar.
  2. Un lápiz para dibujar el diseño sobre la zapatilla.
  3. Un pincel para pintar el dibujo en tus tenis.
  4. Un vaso de agua para ir aclarando el pincel.
  5. Papel absorbente o un trapo viejo para secar el pincel.
zapatillas verde y roja
Foto de chiksforever.blogspot.com

 

Si crees que no te saldrá bien a la primera, prueba a pintar tus tenis con un stencil o una plantilla de papel. Preparala antes y recortala sobre los dibujos planteados.

Otra manera de pintar zapatillas es usar rotuladores especiales para tela. Muchas marcas tienen en su catálogo este tipo de tintas. Aunque yo te recomendaría que no comprases los más baratos.

Teñir zapatillas

Las zapatillas blancas de tela o lona son las que mejor se tiñen, pero puedes hacerlo con cualquier color.

pasos teñir zapatillas
Foto: trucosdulces.com
Hay varias maneras de crear diseños DIY originales y divertidos:
  1. Teñir toda la zapatillas.
  2. Teñir de diferentes colores realizando tus propias creaciones.
  3. Teñirlas y pintarlas después con dibujos, formas geométricas o lo que se te ocurra.

Cambiarles el color es fácil y rápido:

Antes de empezar
  1. Lava las zapatillas antes de empezar el proceso y déjalas secar perfectamente para que no estropeen el resultado final.
  2. Compra el color o colores que más te gusten de tinte para ropa (líquidos o en polvos, por ejemplo los de la marca Iberia) o especiales para el calzado de tela.
  3. Forra con celo o cinta aislante las suelas y el interior de la zapatilla o dale con vaselina. Evitarás que se manchen esas zonas y se traspase el color.

SI USAS TINTE PARA ROPA:

EL PASO A PASO
  1. Ponte unos guantes y llena un barreño con agua caliente.
  2. Si usas tinte para ropa, solo tendrás que hacer la mezcla, disolver bien el producto y añadir unas 5 cucharadas de sal.
  3. Sumerge las zapatillas dentro de agua el tiempo que recomiende el fabricante del colorante, (40 minutos más o menos). Para conseguir el tono más intenso añade más sobres a la mezcla.
  4. Aclara y lávalas con agua y jabón.
  5. También puedes teñirlas en la lavadora. Pero para las zapatillas, es más complicado porque pueden despegarse las cintas protectoras de las suelas y el interior. Y que luego hay que limpiar bien la lavadora. No es recomendable.

SI USAS TINTE PARA CALZADO DE TELA LONA:

EL PASO A PASO
  1. Si has elegido un tinte para zapatillas de tela aplica con una esponja y deja secar.
  2. Repite el proceso las veces que creas necesarias.

Cuando termines de teñir tus zapatillas deja que sequen perfectamente antes de volver a ponértelas.

 

Decorar zapatillas

Cuando ya has teñido o pintado puedes decorar las zapatillas y añadir los adornos extras que te apetezcan:

Materiales que puedes utilizar
  1. Purpurina
  2. Tachuelas
  3. Brillantes
  4. Aplicaciones creadas por ti misma
  5. Lazos o lo que se te ocurra

Dependiendo de qué zapatillas decoradas quieras, tienen multitud de posibilidades para terminar de customizarlas.

material para decorar

Es una manera DIY fácil y sencilla que hará que reutilices esas zapatillas que ya no te ponías por el color, el estampado o sencillamente porque no te acababan de convencer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *