Hormas para zapatos

¿Qué es una horma?

Tipos de hormas

Consejos para comprarlas

Vamos a hablar de las hormas para zapatos





Según su definición, es un instrumento que se mete en el interior de una prenda para dar o preservar su forma. En este caso os vamos a hablar de las hormas para zapatos, aunque las hormas también eran y son muy comunes en la confección de sombreros. Actualmente el uso más común está relacionado con los zapatos. Pero vayamos por partes y expliquemos un poco qué son y cual es el uso de los pernitos u horma para el calzado.

Partes de una horma

Las mejores hormas para zapatos

No todas son iguales ni sirven para todos los zapatos!

¿Qué son y para qué sirven las hormas para calzado?

El uso más extendido y más conocido de las hormas para zapatos es el de estirar o ensanchar el calzado

Las hormas para nuestros zapatos son una pieza, de madera generalmente, que simulan las dimensiones de un pie humano. Los zapateros la utilizan en la confección de los zapatos, para tomar las medidas de las pieles, coserlas y respetar la forma del calzado. Aunque actualmente la mayoría de los zapatos se fabrican de manera industrial y masiva, todavía sigue habiendo muchos zapateros artesanos que las utilizan para hacer calzado a medida. Casi todos los zapateros de tu barrio o ciudad tendrán una para realizar diferentes trabajos con ellas.

Aparte de su uso para la elaboración del calzado artesanal, el uso más extendido y más conocido de las hormas para zapatos o pernitos es el de estirar o ensanchar el calzado. En muchas ocasiones al comprar un par de zapatos nuevos nos aprietan en los dedos, el empeine o en el talón. Comprando unas, podremos hacer esos pequeños ajustes nosotros mismos en casa. O si solamente queremos tener el armario ordenado o los zapatos bien estirados para que no se estropeen al guardarlos.

Tipos de hormas para zapatos ¿Que tipos hay?

En otros países las hormas para zapatos se conocen como pernitos

¿Qué tipos de hormas para zapatos hay? ¿En qué tipos de materiales las podemos encontrar?
Hace un tiempo si hubiésemos querido hacer un ajuste a nuestros zapatos no podríamos haber hecho otra cosa que ir al zapatero. Hoy en día tenemos a nuestro alcance la posibilidad de comprar un sin fin de tipos de hormas de zapatos en distintos materiales y para todo tipo de calzado.

Como ya hemos comentado antes, lo más normal es que las hormas estén hechas de madera. Dentro de las Hormas de maderahormas de madera también pueden estar hechas en varios tipos, como el cedro, la haya, o como dicen algunos fabricantes, madera natural.

También existen las Hormas plásticas para calzadohormas de plástico para zapatos. Todas tienen sus ventajas y sus inconvenientes, pero, para no extendernos mucho con este artículo, si quieres saber más sobre los distintos tipos de hormas para calzado lo podéis hacer en nuestros artículos especializados.

Hormas para ensanchar o agrandar zapatos

Cuando hablamos de hormas para ensanchar zapatos, de una manera u otra también nos estamos refiriendo a hormas para estirar zapatos u hormas para agrandar zapatos. No es que sea exactamente lo mismo pero sí que prácticamente la totalidad de las que se venden cumplen cualquiera de esas tres funciones.

Aunque la mayoría de las veces queremos estirar zapatos (lo que entendemos como hacerlos un poquito más largos). Pero hay ocasiones en las que nos gustaría agrandar o ensanchar, que sería hacerlos un poquito más anchos en general o un poco más grandes en algún punto en concreto. Vamos a explicarlo un poquito.

En primer lugar diremos que deben ajustarse perfectamente a nuestro calzado. Ya sea para mantener su forma o bien para realizar algún ajuste en algún punto concreto. También sirven para alargar, ensanchar o estirar alguna zona en que nos rocen. Pueden mejorar la comodidad de nuestro calzado, desde un punto del empeine o los dedos, hasta la caña de una bota.

Podemos encontrar hormas para ensanchar la mayoría de tipos de calzado, ya sean unos zapatos convencionales, planos, con tacón o incluso botas altas.

Una vez aclarado esto, os vamos a explicar las diferentes hormas para ensanchar zapatos con las que nos podemos encontrar. Normalmente serán diferentes si son para zapatos de hombre o para zapatos de mujer.

Hormas para ensanchar o agrandar zapatos de mujer

Las hormas para agrandar zapatos de mujer son un poco más particulares que las de los hombres. Varían dependiendo de la forma o el estilo que tengan. Ya que los zapatos de mujer son más variados que los de hombre. Podemos tener zapatos de tacón, botas, zapato plano… No será lo mismo una para ensanchar unas botas que una para ensanchar unos zapatos de tacón. Evidentemente, el tamaño y la forma variará y mucho.

Aquí abajo os dejamos unos ejemplos de cómo pueden ser para que veáis las diferencias y en otros artículos os explicaremos concretamente cada una de ellas.

Hormas para ensanchar zapatos de hombre

Las de hombre son un poco más normales, es decir, no tienen tanta variedad en cuanto a diseños. El zapato de hombre suele tener una forma menos variable y por ello es más sencillo estirarlos o ensancharlos.

Normalmente las hormas para agrandar un calzado de hombre serán iguales aunque el zapato sea tipo oxford, botines, zapatos tipo brogue o zapatillas de tela sin más.

De todas maneras, y como hemos hecho con las de mujer, os dejamos unos ejemplos aquí de tipos de hormas para ensanchar calzado de caballero y los links a los artículos explicando un poco mejor las particularidades, aunque no sean muchas, de este tipo.

Tipos de hormas de zapatero

Si todo esto te asusta un poco siempre puedes llevar tus zapatos a un profesional, allí tienen todo tipo de hormas para calzado o máquinas con las que hacer esos pequeños ajustes, no todas las tiendas de zapatos dan este servicio, pero si buscas seguro que puedes encontrar uno.

En nuestro artículo de La Horma de zapaterohormas de zapatero te contamos todo lo que necesitas saber acerca de sus métodos y herramientas o del tiempo que tardará y del precio aproximado que tiene llevar tus zapatos a este tipo de servicios.

Hormas caseras

También tenemos la posibilidad de hacernos nuestras propias hormas en casa y así preservar la forma de nuestro calzado en perfectas condiciones.

La gran ventaja de hacerlas nosotros mismos, es que van a ajustar perfectamente con nuestros zapatos ya que nuestro propio pie será el molde. La única desventaja, es que hay que ser un poquito mañoso y perder algo de tiempo.

En nuestro artículo Hormas para zapatos caserascómo hacerlas de forma casera te ofrecemos un paso a paso y diversos consejos para que no tengas que romperte la cabeza pensando la mejor manera de hacerlo.

¿Qué son los Pernitos?

Aunque en España la diferencia entre hormas es entre “para zapatos” o “de zapatero”, en otros países las hormas para zapatos se conocen como pernitos, esto es debido a el uso de pernos para ensanchar o estirar el calzado.

Desde hace tiempo ya podemos buscar este producto como pernitos también en España, así que no te quedes loc@ si estás buscando unas hormas y terminas comprando unos pernitos 😉

¿Dónde y cómo comprarlas?

Consejos de compra a la hora de elegir hormas

Comprar hormas para zapatos no tiene porque ser una decisión con excesivo riesgo, ya que no es un producto que cueste demasiado dinero. Si que es cierto que una mala elección te puede llevar a perder ese poco dinero y un poco de tiempo.

Consejos para comprar hormas de zapatos

No es lo mismo querer agrandar unos zapatos que querer estirarlos. Puedes querer simplemente agrandar un pequeño punto, etc… Como ya hemos explicado en nuestro artículo de tipos de hormas para zapatos, existen varios modelos y es importante que sepas cual va a ser su uso para que compres la correcta.

Si quieres algo duradero porque prácticamente tienes que usarlas en todos los pares de zapatos, lo mejor será que compres una horma de calzado de un material bueno. Esto suele ocurrir cuando tienes problemas en los pies (callos o juanetes, por ejemplo), y es inevitable que te rocen cuando los zapatos son nuevos. Para estos casos, es recomendable las de madera de cedro.

Comprar hormas para zapatos por Internet no tiene excesivo riesgo, pero sí es bueno asegurarse de que el producto, que el fabricante nos vende muy bien, coincida con las valoraciones de los usuarios. Son los que realmente prueban el producto y tienen una opinión contrastada porque ya lo han comprado.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *